Los chakras son los centros energéticos de tu cuerpo físico, donde se intercambia toda la energía que recibes por tu respiración, alimentación, pensamientos, naturaleza, relaciones y tu interacción con el entorno. Esta energía se distribuye en todas tus células por los meridianos y nadis.  Tenemos 7 chakras principales y cada uno tiene una relación directa con aéreas importantes de tu vida.

En muy resumido (partiendo de abajo del cuerpo hacia la cabeza):

  1. base: anclaje y conexión con la tierra, seguridad interna
  2. hara: pulsión de vida, emoción y motivación
  3. plexus solar: personalidad y capacidad de mostrarse en el mundo
  4. corazón: amor y relaciones
  5. garganta: comunicación
  6. tercer ojo: visión, intuición
  7. corona: conexión con el cielo, espiritualidad

Cuando tus chakras están abiertos, fluidos, y comunicando uno con el otro, sueles sentir vitalidad y bienestar.   Pero a la mínima contrariedad que experimentemos puede que algunos de los chakras se retraen, se cierran o se bloquean. Como consecuencia te puedes sentir dividido, desconectado o perdido.

Así que saber armonizar tus centros energéticos de manera regular es una práctica que te ayudará más rápidamente a soltar los effectos negativos de las difficultades de tu vida, además de permitir que las posibles soluciones surgen más rápidamente.

Cada cambio fuera empieza por un cambio interno:  igual que tu respiración te desintoxica y te aprende a relajarte con la vida, armonizar y despejar tus chakras hace que poco a poco se despeja el área de tu vida correspondiente:  uno es espejo del otro.

Los chakras tienen que comunicar:  muchas veces las personas piensan que es suficiente que los chakras estén abiertos.  No.  Además tienen que comunicar uno con el otro.   Si por ejemplo el chakra corazón no comunica con el plexus solar, tu personalidad individual falta la dulzura del amor.  Quizás te vuelves rígido, intolerante, dominante.  A veces pasa por ser tiránico con uno mismo e intolerante de tus propias imperfecciones.  O quizás tu corazón no tiene la fuerza de tus primeros chakras para poner limites y te cuesta decir “no” a las personas que te rodean.

Ejercicio para poner tus chakras en comunicación:

Volviendo al ejemplo del plexus solar y del corazón:

Pon una mano en tu plexus solar, boca del estomago y otra mano en el chakra corazón entre los senos.  Pide a tu parte sabía de poner los dos en comunicación.  Y deja tus manos unos minutos para que actué tu intención.  Confia en el poder de tu petición, o de tu intención.    Recuerda que con el poder de tu intención todo es posible.  Si prefieres puedes pedir a tus guías de asistirte.  Usa tus palabras, pero si quieres puedes usar esta petición:  “Pido a mi cuerpo y a su sabiduría, de abrir la comunicación entre mi plexus solar y mi chakra corazón.  Confio que se esta dando aqui y ahora, gracias, gracias, gracias” y deja actuar unos minutos.  Repite cada vez que lo sientes necesario y con cada chakra.

Se puede medir con tests muscular el estado de cada chakra, pero esto es parte del programa de formación más profundizado “7 domingos, 7 chakras” o de futuros tutoriales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies