Algunos consejos de base: 

  • Anclate y quedate el mayor tiempo posible en el instante presente.
  • Regalate momentos de silencio y de «nada». Escoge actividades que te haga sentir bien.
  • Respira conscientemente – respiración de coherencia cardiaca por ejemplo, sobre todo exhalando con una sensación de alivio.
  • Reposate en tu centro  (meditación del punto 0 de mi guía energética).

Prácticas para estos momentos de crisis: 

Algunos consejos de cómo utilizar las prácticas propuestas a continuación : 

  • Es el poder de tu intención que es lo más importante. No hagas las practicas desde el miedo, no es este tipo de protección.  Es más una intención de cuidar tu energia de la misma manera que cuidas de tu cuerpo o de tus relaciones.
  • No hace falta hacerlos todos, dejate sentir lo que resuena para ti. 
  • Imagina y juega. Ya verás, es muy simple. Explora con la curiosidad abierta de un niño.
  • Puedes reforzar tu práctica usando imágenes o movimientos. Se creativo. 
  • Con la practica, verás que se hacen muy rapidamente.
  • Puedes aplicar algunas de las ideas propuestas para tus hijos o personas que lo necesitan.

Nota, muchos de estos ejercicios son validos en cualquier periodo de la vida, no esperes a estar en momentos de estrés para practicarlos, porque asi el dia que lo necesitas, será más facil acudir a ellos. 


1) Antes de ir a dormir:  puedes envolver te de una burbuja de luz azul, una burbuja que deje entrar solo lo que es bueno para ti, para regenerarte, para transmutar todas tus angustias inconscientes o conscientes del día. Puedes imaginar también un manto que envuelva completamente tu casa o tu apartamento con esta misma intención. Lo mismo para tus seres queridos si están lejos de ti y sientes esta necesidad. 

2) Cuando sales de casa: rodeate de un huevo de luz.  Intención: que la cascara deje pasar solamente lo bueno para vosotros.  Y si lo necesitas, puedes pedir que sea 100% hermética al virus así como a las emociones densas de miedos, cólera o estrés, muy presentes actualmente en el campo energético colectivo. Aquí os dejo un ejercicio recogido de mi guía energética. Haced clic aquí para la meditación

3) De cara a una situación desagradable o estresante: mirando o escuchando las noticias puedes poner delante de ti un escudo de luz blanca o un cristal tipo ventana que deja ver sin ser visto. De esta manera puedes continuar a interactuar sin dejarte llevar o invadir por energiás densas o toxicas. Tu intención debería ser: «Escojo no dejar entrar en mi o en mi casa estas vibraciones». Una vez más no es por miedo si no por respecto a sí mismo. El hecho de estar informado, o estar en empatía con el mundo no significa que tienes que abrir tus puertas a una avalancha de estrés o ansiedad. Cuanto más cuidas tu energia, mantiniendo una buena vibración, más puedes contribuir y ayudar (te daré algunas ideas a continuación).

4) Volviendo a casa, antes de pasar por la puerta: Imaginate una antecámara invisible, un túnel de luz, un poco como un tuner de lavado de coches, que será tu lugar de purificación.  Imagina apretar un botón, ver una lluvia de luz y pasar por dentro. Tu intención será: la purificación de todo lo que no me convenga, covid-19 igual que contaminación de miedo, por ejemplo.  A veces me gusta usar esta misma imagen como una lluvia de bendición y de amor hacia mi.  Es super agradable, te lo recomiendo. 

5) Hacer frente a grandes emociones de miedo o de ansiedad: pedir la transmutación divina de todas las memorias que están al origen de este gran estrés a una energía positiva para tí y para el mundo. Puedes imaginar también un fuego sagrado violeta a tu lado y ofrecer a ese fuego emociones y pensamientos densos. Sobretodo, no bloqueas tu respiración. Si te mareas un poco, sientate y respira más lentamente. Inspiraciones y expiraciones largas. Imaginate respirar paz y al exhalar, enviar paz por todo tu cuerpo.

Puedes también utilizar afirmaciones como «Estoy en seguridad aquí y ahora» o preguntas creativas como «¿Cómo he pasado de estar (angustiado) a volver a encontrar mi calma interior?» (repite la que te gusta varias veces hasta sentir que la balanza empieza a inclinarse hacia tu calma interior)

6) Si te sientes solo o sola: Uneté a initiativas que te nutra. Conectate a las miles de personas que juntas han escogido ver una oportunidad de renacimiento en la situación que estamos viviendo. Concretamente, incluso si estas en un apartamento, practica este ejercicio de TAO que es abrazar un árbol: estando de pie con los brazos en círculo como si el árbol estuviera allí. Se ha demostrado científicamente que esto tiene el mismo efecto que haciéndolo de verdad.  Te ayuda a sentir tu conexión con la Tierra y con el mundo. 

7) Si formas parte del personal médico (o si os llevan al hospital): Rodeate de tu huevo de luz, que puedes reforzar con una segunda capa de luz azul.  Puedes pensar en ello como un recordatorio cada vez que lo necesites durante el dia. Ponte de acuerdo con tus guías de luz, («yo estoy aquí para ayudar, así que vosotros cuidad de mí y de mis compañeros, ¡gracias!»), por ejemplo.  Utiliza un lenguaje cotidiano y, cada vez que te apetece pides ayuda a los equipos médicos celestes.  Saliendo del hospital o pasando de un departamento a otro, pasas por tu tunél de luz con la intención de purificar y energetizarte. Si vas a casa de alguien enfermo, hacer lo mismo.  

8) ¿Y si alguno de tus seres queridos o tu mismo-a das positivo? Confia lo máximo posible, respira profundo y lentamente con intención de volver a tu centro. Utiliza una meditación que refuerza tu luz interior, que te hace sentir bien o una simple música elevada o mantra (dispondré de una en mi web de aquí poco).  Utilizar la meditación hopono’pono para tu sistema respiratorio asi como todo tu cuerpo.  Recuerda que el coronavirus no es un peligro en sí, pero el miedo/pánico/estrés reduce la eficacia de nuestro sistema inmunológico, que es quien se encarga de construir los anticuerpos para todo tipo de virus, conocidos y no conocidos. Nuestro cuerpo sabe lo qué tiene que hacer. Así mismo te desaconsejo los anti-fiebres en la mayoria de lo posible. La fiebre es un signo de que tu sistema inmunológico está tomando acción, deja que lo haga.  

«Decido confiar en la inteligencia de vida que esta conmigo y en cada una de mis celulas» (afirmación) – «¿Cómo he pasado del miedo a saber que puedo confiar en mi sistema inmunológico?» (pregunta creativa a repetir como un mantra tantas veces que haga falta hasta el momento que sientas más calma interior).  «Por qué puedo confiar en mi cuerpo?».  

9) ¿Y si la muerte se aproxima?  Es importante saber que cada año las gripes o otras enfermedades estacionales se llevan el alma de personas que están listas para irse y que literalmente aprovechan ese «tren» de la «gripe» en vez de desarrollar otras enfermedades mucho más largas y pesadas. Varias canalizaciones confirman que para aquellos que se van y para sus almas «no es por azar». Sé que es difícil de decir pero también es una realidad a considerar. -ver artículo sobre «Cómo acompañar en esos momentos«.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies